miércoles, 27 de junio de 2012

La traducción de una antigua tablilla de plomo revela una maldición contra un simple verdulero



Vía: LiveScience | Owen Jaurus | 21 de diciembre de 2011 (Traducción: G. C. C para Terrae Antiqvae).
Arreglo de la Dra.Vázquez Hoys
Fotos: cortesía profesor Alexander Hollmann.

Los investigadores han encontrado una vehemente maldición antigua, inscrita en las dos caras de una delgada lámina de plomo, destinada a afligir, a un simple verdulero que vendía frutas y vegetales hace cerca de 1.700 años en la ciudad de Antioquía.Se trata de lo que los investigadores denominan tabella defixionum.
Escrita en griego, la tablilla fue lanzada a un pozo en Antioquía, entonces una de las mayores ciudades en la zona oriental del Imperio Romano, situada en el sureste de Turquía, cerca de la frontera con Siria.
La maldición hace un llamamiento a Iao, el nombre griego de Yahvé, el dios del Antiguo Testamento, para afligir a un hombre llamado Babylas, al que que se identifica como verdulero.
La tablilla proporciona en una lista el nombre de su madre como Dionisia,“también conocida como Hesykhia”, según se lee.
El texto fue traducido por Alexander Hollmann de la Universidad de Washington.
El artefacto, que ahora está en el Princeton University Art Museum, fue descubierto en la década de 1930 por un equipo arqueológico, pero no había sido previamente traducida en su totalidad.
La traducción se detalla en la edición más reciente de la revista  Zeitschrift für Papyrologie und Epigraphik.
Lectura de una maldición

“Truenos y relámpagos lanzados por Iao golpean unidos,
unidos contra Babylas, el verdulero”, se lee al comienzo en
uno de los lados de la maldición de la tablilla.
“Tal como tú golpeas el carro del faraón, así atacas
sus ofensas (las de Babylas)”.
Hollmann dijo a LiveScience que él había visto maldiciones
dirigidas contra gladiadores y conductores de cuádrigas,
entre otras ocupaciones, pero nunca contra un verdulero.
“Hay otras personas que son nombradas por su ocupación
en algunas maldiciones hechas en tablillas, pero no me he
encontrado nunca con un verdulero”, dijo.
La persona que da la maldición no se nombra, por lo que los científicos
sólo pueden especular sobre cuáles fueron los motivos.
“Hay maldiciones que se refieren a las relaciones amorosas”,
dijo Hollmann. Sin embargo, “esta no tiene ese tipo de lenguaje”.
Es posible que la maldición fuera el resultado de una rivalidad comercial
o de negocio de algún tipo.
“No es una mala sugerencia que pudiera estar relacionada
con un negocio o una relación comercial”, dijo Hollmann,
añadiendo que la persona que realiza la maldición podría haber sido un verdulero él mismo.
Si ese es el caso, ello podría sugerir que la venta de vegetales en el
mundo antiguo pudo haber sido profundamente competitiva.
“Algunos tipos de comerciantes tenían su propia parcela,
su propio territorio y eran susceptibles a la rivalidad empresarial”.

El nombre de Babylas, utilizado por un obispo de Antioquía del siglo III d. C.,
y que fue asesinado por sus creencias cristianas, indica que el verdulero puede haber sido un cristiano.
“Hay un obispo muy importante de Antioquía, llamado Babylas,
que fue uno de los primeros mártires”, dijo Hollmann.
Metáforas bíblicas
El uso de metáforas del Antiguo Testamento sugirió inicialmente a Hollmann
que la maldición fue escrita por un judío. Después de estudiar otros antiguos
hechizos mágicos, que hacen uso de metáforas, se dio cuenta de que esto
no podía ser el caso.
No creo que haya necesariamente una relación con la comunidad judía”, dijo.
“La magia griega y romana incorporaba, a veces, textos judíos,
sin comprederlos muy bien”.

Además de la utilización de Iao (Yahvé), y la referencia a la historia del Éxodo,
la tablilla con la maldición también menciona la historia de los primogénitos de Egipto.
“Con truenos y relámpagos lanzandos por Iao, tal como tú reduces
a los primogénitos de Egipto,
reduce su [¿ganado?] tanto como …”
(La siguiente parte se ha perdido).
“Podría ser simplemente que esto [el Antiguo Testamento]

fuera un texto potente, pues a la magia le gusta tratar con

textos enérgicos y nombres poderosos”, dijo Hollmann.
“Eso es lo que hace funcionar a la magia o hacer que la gente"


DOCTORA Dª. ANA MARIA VAZQUEZ HOYS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada