miércoles, 20 de junio de 2012

CHISMES Y COTILLEOS DE LA ANTIGÜEDAD


Izquierda Livia Drusila, derecha superior Octaviano
 (Augusto) y derecha inferior 
Tiberio hijo de Tiberio Claudio Nerón y Livia,
 adoptado por Augusto. 
Que los chismes nos han gustado desde los albores de la humanidad, está claro. Para ejemplo lo que hoy traemos: escritores romanos que nos relatan las andanzas de Augusto. Y es que la prensa rosa actual, mucho tiene que envidiar a Suetonio, Casio y Veleyo Patérculo...

Según nos relata Dión Casio 5, Octaviano (futuro Augusto) ya estaba enamorado de Livia, cuando la esposa de aquél, Escribonia, dió a luz a su única hija, Julia. Por eso, repudió el mismo día del parto a Escribonia disgustado, según Suetonio 1, por las perversas costumbres de ella. 


En el año 38 a. C Octaviano, siéndole favorables los auspicios, se casó con Livia, anterior esposa de Tiberio Claudio Nerón.  Veleyo Patérculo 1 nos relata que Livia Drusila era una de las mujeres más ilustres de Roma por su nacimiento, belleza y honestidad. Estaba encinta de 6 meses de su marido Tiberio y Octaviano, consultó a  los pontífices si las leyes divinas le permitían desposarse con una mujer encinta. Obtenida la aquiescencia de los pontífices, Livia ya viviendo con él, dio a luz a Claudio Druso Nerón.Octaviano lo aceptó y lo mando a su padre biológico Tiberio. 

Algo que dice Augusto en sus memorias es que poco después, murió el padre del niño y nombró como tutor del pequeño Claudio Druso Nerón y de su hermano mayor Tiberio a Octaviano.  Esto dio lugar a que el pueblo entonase una canción satírica: " A los afortunados les nacen los niños a los tres meses" que se convirtió en dicho popular según nos comenta Dion Casio 5.

Este matrimonio no tuvo hijos y uno que fue concebido, según Suetonio 1, nació inmaduro. El sucesor de Augusto fue Tiberio, hijo mayor de Livia y Tiberio Claudio Nerón y adoptado por Octaviano. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada