martes, 3 de enero de 2012

PEQUEÑA GUIA DEL VESTIDO Y ADORNO DE LA MATRONA ROMANA DURANTE EL IMPERIO


 El adorno de una matrona.  Neumagen family monument, woman's toilette.Trier Landesmuseum
Existe una idea equivocada de la forma de vestir y adornarse la mujer casada de "alta sociedad" romana, generalmente muy recatado. 



Sarcófago con toilette femenina, Arezzo Archaeological Museum, 3rd-4th century CE.


El cine y la televisión suelen presentar bellas mujeres peinadas con sensuales y complicados bucles que caen hasta  los hombros,  vestidas generalmente con  sugerentes, vaporosos y transparentes telas ,  confeccionadas de formas muy diversas , muy alejada de la realidad que se conoce por las fuentes. 
Atia y Marco Antonio, Serie "Roma"


Parece que nada es más lejos de la realidad. Una matrona verdadera, es decir, de cierta alcurnia, clase, condición social, casada y decente ,seguía un cierto ritual en cuanto a sus prendas  de vestir, no carente de simbología y de señales que indicaban su posición social, monetaria y  sobre todo, su respetable estatus familiar, lo que no excluía el uso de aderezos y afeites, como se aprecia en los  hallazgos de Pompeya. 


Matrona romana. Museo de Estambul


El GRUPO BONA DEA, bajo la supervisión y asesoramiento de la Doctora en Historia Antigua y Profesora Titular de la UNED, Dra. Dª. Ana Maria Vázquez Hoys y tras estudiar numerosas esculturas, pinturas y fuentes literarias y arqueológicas,  resume aquí  cómo se vestía y adornaba  una matrona romana de principios del Imperio.Recordemos que una matrona (de la raíz  mater-madre) era   una mujer casada.








ROPA INTERIOR
La ropa interior de la mujer romana, casada o no, se cree que se componía en general de dos piezas:Una superior que protegía el pecho y la inferior, que protegía y ocultaba las partes íntimas.
La primera o superior, denominada “fascia pectoralis”, era una larga tira de tela que ceñía la parte superior del cuerpo, rodeándolo . La inferior era similar al subligaculum masculino y su forma era muy parecida a las actuales bragas. 
Figuras femeninas y algunas de sus prendas interiores.
Mosaicos de la Villa romana del Casale en Piazza Armerina (Sicilia)






ImagenLa mitad inferior de un bikini romano. Este tipo de bikini se cree que han sido usados ​​por las gimnastas o bailarines acrobáticos. Está hecho de cuero. Este tipo de bikini estaba atado con cordones largos atados en las caderas. Se encontró en una excavación, en el Queen Victoria Street, ciudad de Londres, en 1958
Fecha:43 dC - 410 dC., Número de la imagen 000418








Strophium y  mamillare eran también dos prendas interiores utilizadas por las mujeres, semejantes a los corpiños actuales. 






Estatua de mujer ajustándose el  strophium



 Classical attire, from 1893 book "LE CORSET A TRAVERS LES AGES". The "strophion" (literally "small twisted thing") could be worn to help support the breasts.

ttps://commons.wikimedia.org/wiki/File:Fig7Servante_presentant_le_Strophium_d'apres_la_peinture_d'un_vase_grec.svg



Usadas también en Grecia, según se aprecia en la pintura vascular, estas prendas estaban compuestas por tiras de cuero que cubrían el busto, sosteniéndolo y afirmándolo. Estas prendas interiores también eran utilizadas en las termas y en la práctica de deportes, tal y como se aprecia  en la villa romana del Casale, en Piazza Armerina, Sicilia, Italia  (www.villaromanadelcasale.org)
mappasmall     


                                          

TÚNICA INTERIOR O INDUSIUM 


El equivalente femenino de la masculina Subucula ("bajo la túnica"), fue la Indusium , una túnica sin mangas. Eran túnicas rectas de manga larga o corta generalmente de colores claros. La forma era muy sencilla. Abertura en la cabeza, abertura en los laterales para meter los brazos y largura hasta el tobillo.Con estas túnicas también se dormía. En cuanto a los materiales se usaban lino, algodón y sobre todo lana. El algodón y lino eran más usados para verano y la lana para invierno. La túnica interior generalmente era de una sola pieza y con mangas, lo que daba mayor comodidad y además se usaban materiales livianos a fin de que con las posteriores capas con las que se envolvían, las mujeres  romanas estuvieran más cómodas y con más libertad de movimiento. 






TÚNICA EXTERIOR O STOLA:  


La estolas era una túnica de las mismas características que la subucula, pero algo más corta. Se abrochaba por medio de botones en las mangas, con fíbulas en los hombros o simplemente sin abrochar, cosida.
Se confeccionaban con una sólo pieza de tela con abertura central para introducir la cabeza o bien con dos trozos unidos.
Esta es la vestimenta habitual de las matronas, las únicas que tenía derecho a llevar la stola. Se trataba de una prerrogativa celosamente guardada por las matronas y parece que en época de Tiberio se aplicaron sanciones contra las matronas que aparecían en público sin stola.



Dama romana con stola y palla
Mujer romana llevaba la túnica y la palla
En cuanto al material de que se confeccionaban las estolas,  solía  lino, lana, seda, algodón ( aunque a las mujeres romanas lo que menos le gustaba era este último). 


Lo más apreciado para esta pieza era la seda, de brillantes colores y rematada con bordados   en la parte de inferior,  en el cuello y  laterales. 



Diversas "stolae" romanas.




CEÑIDOR O ZONA/ PATAGIUM.


La zona  era un cordón que se ponía debajo del pecho y era  fundamental en el vestido de la matrona, ya que era la señal inequívoca de que la mujer era casada y decente, advirtiendo a los hombres de su condición de casada.
Las zonae podían ser de diversos colores, bordados e incluso estar adornadas con incrustaciones de piedras preciosas. Las mujeres de clase alta solían llevarla doradas o de púrpura, que indicaba una mayor dignidad y poder adquisitivo. Las mujeres que se habían casado varias veces (multivirae)  añadían una parte en la zona inferior como distintivo de dignidad por ello. 








MANTO O PALLA. 


Aunque existe  la idea equivocada de que las mujeres romanas iban mostrando sus cuerpos,  nada más lejos de la realidad. 


Mujer romana con su palla sobre su cabeza


Figuras femeninas romanas con palla.


VidaGrecoRoma016Generalmente iban muy tapadas y  en público y  por la calle no debían mostrar su cuerpo  ni  siquiera casi las manos y muy poco de la cabeza.




El manto o palla ( el de los hombres era el pallium ) era según Tertuliano (  De Pallio I) una pieza fundamental  para toda romana decente. Estaba formado por una tela rectangular grande, de unos 3,50-4 metros de ancho y 1,30 o 2 de largo. 



Para la calle se llevaba sobre la cabeza y  en casa se sujetaba de la manera más cómoda. Los más vistosos solían ser bordados y de seda pero también eran de algodón, lino u otras materias.
Los colores eran variados y se apreciaban los colores brillantes.


                    






CALZADO: SOLEA O CARBATINAE   


Las  soleae eran sandalias de tiras. Sólo se usaban en  casa pues no era un calzado práctico para andar por las calles de las ciudad ya que  las calles estaban llenas de los desperdicios más inverosímiles.


Para el exterior se llevaban las cabartinae, sandalias cerradas que protegían de dicha suciedad .También se usaban las sandalias muy parecidas a las babuchas.


Las más coquetas usaban lazos de colores a juego con sus vestido e incluso  adornaban sus sandalias  con joyas, como cualquier zapato modernos de diseño . Las matronas de más alta clase, al igual que sus maridos si eran senadores, llevaban el calzado teñido de rojo,  tanto por fuera como por dentro.


Bajo los zapatos y sandalias las damas romanas llevaban  en invierno calcetines, bien de lana o de piel  de animales para protegerse del frío.
                                          
                                                         


JOYAS 


Las matronas romanas eran coquetas. Usaban joyas de oro y  plata, adornadas con piedras preciosas y semipreciosas, perlas, marfil o hueso.



Se usaban pendientes, pulseras, brazaletes, collares, tobilleras, anillos, diademas, pinchos para el pelo, joyas en el pelo, cinturones...En la época republicana la mujer era más comedida en adorno sin embargo, en el Imperio y a medida que se expandió el mismo, fueron llegando joyas de las más variadas formas, tamaños y materiales. 






Joyas femeninas romanas.Museo Británico. Redecilla de oro para el pelo.Roma.Palacio Maximo alle Terme.


Las mujeres como en todas las épocas, competían por ser las más bellamente adornadas y más aún con la llegada de esclavas de exóticos lugares que lucían increíbles composiciones de joyería. 


No debemos olvidar  que muchas de las formas utilizadas eran  amuletos para propiciar la buena suerte o protección contra el mal de ojo (nudos de hércules, serpientes, cascabeles etc) en consonancia con el espíritu supersticioso de la civilización romana.









ACCESORIOS.
 Completaban  su traje con cintas de colores en el pelo  (vitta). Las matronas de más alta clase llevaban  cintas de oro o púrpura.

Además llevaban bolsitos con forma de pequeños sacos de tela o similar , de ganchillo como se conoce uno en el Museo Británico. Portaban  mappa o pañuelo para limpiarse el sudor o taparse la nariz de los malos olores de las calles. impregnado en perfumes. Llevaban además el flabellum o abanico y también la umbrella, sombrilla de colores brillantes, portada  por una esclava , elementos que podían completar su ornato, además de signos evidentes de distinción propio y de su esposo.



MAQUILLAJE.


Generalmente combinaban  el maquillaje con los colores de las telas que  vestían. Generalmente para ojos raya, pestañas negras, y para los ojos los colores azules, verdes, dorados, mejillas y labios de color vino. Brazos y cara se pintaban generalmente pálidos.
Las uñas, las más coquetas, las llevaban pintadas con henna.


PEINADOS. Según la época, variaron mucho. Al principio eran peinados de raya
en medio y moños. A medida que avanza el Imperio se complican con rizos, trenzas, tirabuzones.


Peinado romano siglo I D.C
La poetisa de la casa de Libanius. Pompeya
http://www.blackandblanco.net/HISTORIA012PEINADOFEMENINO1.html

Los tintes se conocían y se llevaba  el pelo negro, rubio, marrón, rojizos etc.También se usaban postizos. El pelo largo y suelto NO se llevaba a no ser que  fueran de dudosa reputación o hubieran quedado viuda pues se lo  revolvían y ponían cenizas sobre él  en señal de duelo.
No se estilaba el flequillo en las mujeres, de hecho, solo se conoce alguna representación escultórica con flequillo en  niñas, como es un busto de Agripina Minor de niña.




Busto atribuido a Julia Flavia, hija del emperador Tito
Las mujeres romanas, especialmente las mujeres de la corte y las patricias eran muy coquetas.Las emperatrices, cuyos bustos eran acuñados en denarios, monedas de bronce ,antoninianos ,etc ,marcaban tendencia y les surgían muchas imitadoras.


La coquetería llegaba  a tal extremo que los escultores se veían obligados a relizar pelucas en mármol muy fino para colocar en la cabeza de anteriores esculturas siguiendo las instrucciones de sus caprichosas clientas.





Busto de Popea
Además de utilizar pelucas realizadas con cabello de esclavas ,utilizaban muchos accesorios para realzar el peinado tales como :

  • Redecillas tejidas (algunas con hilos de oro)
  • Trenzas
  • Rizos
  • Alfileres
  • Cintas
  • Perlas
  • Joyas entretejidas en el cabello
  • Tiaras (muy comunes en el imperio de Oriente)


A lo largo del imperio, los peinados fueron complicándose siguiendo unos modelos: sujetaban todos los cabellos con cintas sobre la nuca, llevaban varios pisos formando un peinado alto, disponían los cabellos en semicírculo con tirabuzones alrededor..
La profesional de la belleza femenina se llama Ornatrix era una mezcla de peluquera, esteticien y asesora de imagen cuya finalidad fundamental era embellecer a las matronas romanas. En lo que respecta a las funciones de peluquería lavaban el pelo a las clientas, hacían eliminar las canas más visibles arrancándolas con pinzas y eran expertas en la confección de recogidos, elemento fundamental para diferenciar a simple vista a una dama y a una prostituta (ellas lo llevaban suelto).



Estas profesionales también fabricaban pelucas que se llamaban CAPILLAMENTUM, con pelo importado de la India o que cortaban a las esclavas, también pintaban las zonas calvas de la cabeza.

El color rubio causaba sensación entre ambos sexos y para conseguirlo se echaban polvo de oro, en el siglo VI a. C. los romanos adoptaron de los griegos la costumbre de teñirse el pelo color amarillo rojizo, consiguiendo este color con jabón caustico (espuma caustica o bátava) a base de sebo y cenizas. También se colocaban pelucas traídas desde Germania.




HIGIENE Y COSMÉTICA 
Los romanos se lavaban diariamente la cara, las piernas, los pies y los dientes con un trapo y una palangana; cada 8 días, por prescripción médica, se lavaban todo el cuerpo en un recipiente. A partir del s.III a.C. se pone de moda la costumbre del baño y  los ricos construyen bañeras en sus casas.
Para el aseo personal utilizaban: bastoncillos para las orejas, espátula para los dientes, rascadores para todo el cuerpo (strigilo), lima de uñas...


Strigilo y ungüetario

Los romanos se lavaban los dientes con orines siendo los de la Hispania los más cotizados. Se envasaban en ánforas precintadas y eran repartidos por el Imperio. El orín  estaba tan cotizado que incluso llegó a gravarse con impuestos. Era frecuente que en numerosos portales romanos o en las fullonicae (lavanderías y tintorería romanas) existieran tinajas a fin de que los transeúntes pudieran aliviarse y así, ser reutilizado el líquido en colutorios y como blanqueante de ropas.
Para los romanos, bañarse no era sólo cuestión de higiene, era una de sus actividades de ocio predilectas. En los baños públicos romanos se compartía una esponja sumergida en un balde de agua con sal para compartir la limpieza de la parte noble de las nalgas.

Las mujeres fabricaban su propia base de maquillaje con vinagre, miel y aceite de oliva. Para conseguir un color blanquecino en la cara usaban plomo (venenoso), excrementos de cocodrilo, harina o polvos de talco. Sonrosaban las mejillas con nitrato rojo (venenoso). Conseguían los pintalabios con frutas podridas, heces del vino o minio (tóxico).
Popea (esposa de Nerón) en todos sus viajes se hacia seguir por un rebaño de trescientas burras, que cada mañana eran ordeñadas y así podía llenar su bañera de plata para su hidratante baño matutino. Popea inventó la mascarilla, era una mezcla de pasta y leche de burra que se aplicaba sobre el cutis y se dejaba toda una noche. Para las arrugas utilizaban una mascarilla compuesta de arroz y harina de haba.


La depilación era utilizada tanto por hombres como por mujeres, al considerarse cuestión de higiene, mediante pinzas de depilar, cera o resina, cáscara de nuez quemada, cremas depilatorias... En las barberías los hombres se afeitaban, se cortaban el pelo y se hacían la manicura.

Estuche de tocador femenino. Pompeya. Museo Nacional de Nápoles.

Las mujeres romanas consideraban bello que las cejas estuvieran unidas sobre su nariz, para conseguir tal efecto utilizan una mezcla de huevos de hormiga machacados con moscas secas.
Para perfumar a su señora, una esclava se llenaba la boca de perfume y lo pulverizaba sobre su ama.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada